Sexualidad en Plenitud

Entrevista a Selene Hidalgo 2ª parte- Revista Uakix

cf4546a443698ac459f14bb4fbc872f5 (1)

¿Tenemos o no libertad sexual?
Estamos convencidos de que tenemos libertad sexual, cuando en realidad estamos un tanto formateados. El hacernos cada vez más conscientes nos tiende un puente para salir de este condicionamiento.

Qué nos ha formateado. ¿La mátrix?
Si la “matrix”, que recordemos que es la expresión proyectada de la consciencia grupal. El espejo de nuestro estado de consciencia y no la causa. En su tentáculo “porno” y en su “cuerno” religioso, limita la capacidad de intimar desde el corazón, de un modo honesto y natural.

¿​Cómo crees que nos ha condicionado la pornografía​?​
La pornografía es el sumum de la incultura sexual, nos mantiene atrasados, atrapados en la supervivencia. La dominación es el fin. Y la satisfacción temporal e inmediata, una droga adictiva y rentable. Se excluye al corazón. No contempla ni respeta el anhelo de lo femenino. Ni en el hombre ni en la mujer. Convierte a los cuerpos en objetos dados a la mecanicidad y por lo general los personajes se recrean en la denigración mutua. Estas películas son una fuente de tergiversaciones muy dañinas. Sobre todo porque al no haber educación sexual de calidad, está siendo la escuela donde aprenden los adolescentes.

¿Crea adicción?
Se instala un hábito masturbatorio sin necesidad de creatividad: Imagen​ ​/respuesta orgánica inmediata. Después esa dinámica se traslada a la pareja sexual y se convierte en un contacto sin pena ni gloria. Se transforma en obviedad, rutina, aburrimiento, Y se pierde la conexión, la capacidad de juego, y fundamentalmente la inspiración de un viaje de disfrute de la presencia y belleza del otro ser.

Y el sexo virtual
Si hubiera una mejor educación, incluso la sexualidad virtual podría ser un medio para ensayar los primeros acercamientos, o acortar la  distancia física entre los amantes cuando están lejos. Esperemos que no reemplace al contacto humano.

¿​Donde aprendemos sobre sexualidad las mujeres​?
Las mujeres de mediana edad no tenemos referentes, nadie nos enseñó a conocernos sexualmente, el arquetipo que emulamos es el ​de la madre, el de la amante está bastante excluido. En la pareja heterosexual, la mujer aprende sobre su sexualidad femenina con un compañero hombre. Por esto y otros factores tenemos dificultades para comprender y expresar lo que necesitamos. Y cuando lo reconocemos, no encontramos un contexto seguro donde manifestarlo. Ya que hay culpabilización y aún el fantasma de la frigidez, una acusación tan antigua y a su vez  tan actual, que parece impensado a estas alturas.

Realmente​,​ ​¿​ves que está evolucionando?
A la mayoría de hombres y mujeres nos resulta imprescindible una reeducación sexual y poco a poco lo vamos reconociendo y abriéndonos a esta experiencia.

En la consulta sobre sexualidad, ​¿​cuál es la más frecuente?​
El reclamo del hombre a la mujer es la falta de frecuencia sexual, de iniciativa y  la pérdida de deseo. Generalmente, él se siente frustrado, rechazado, desvalorizado y muy juzgado. Reclama también su espacio, se siente invadido.

El reclamo de la mujer es que él da todo por sentado, ya no la seduce, no hay comunicación más allá de la funcional o reclama su falta de apoyo y  comprensión de su emocionalidad.​ Luego dentro esta temática hay tantos matices como seres en la tierra, pero esta es la más frecuente con mucha diferencia.

¿​ Y en las parejas homosexuales?
En las parejas homosexuales las temáticas tienen otras connotaciones que me gustaría comentar exclusivamente en otro contexto. Las consultas que recibo abrirán otro espacio interesantísimo para compartir.

¿Los reclamos son arcaicos.. Qué​ sucede?
Sí es verdad, los de siempre. Sucede, que repetimos unos clichés muy bonitos: “Integrar el masculino y femenino en mi” , abrirnos a lo sagrado, conectar con la esencia, eso es  maravilloso por supuesto y allí estamos .
Pero…. Hemos honramos nuestro origen tal cómo es? La polaridad padre/madre como una unidad, reconociendo que es la primera pareja de la que venimos?. Somos conscientes de que la mitad de mi, viene de mi padre y la mitad de mi viene de mi madre? Hay alguno de los dos excluidos en mi corazón? Si no podemos aceptar y reconciliarnos con nuestro origen, nos quedamos allí atrapados en el pasado.

¿Y cómo se plasma esa repetición?
El Reclamo que hacemos a nuestros padres va conformar un guión que se  va a repetir con nuestras parejas,  por más que nuestro discurso sea hermoso no alcanzará, seguiremos en el conflicto arcaico. La carencia que le atribuimos a nuestros padres (campo masculino) va ​ a ​ verse proyectada en todas las experiencias que tengamos con lo masculino. La carencia que atribuimos a nuestra madre (​campo femenino) va a verse proyectada en todas las experiencias que tengamos con lo femenino, dentro y fuera de nosotros.

¿​Por que pierden el deseo sexual más rápido las mujeres cuando están en pareja?
Hay muchos factores, sin embargo el más frecuente es que al comienzo de una relación, la mujer suele ser  más activa porque hay cierto viaje erótico. Halagos, mensajitos, miradas, seducción, conexión, mas presencia. Por  eso  cuando llega el momento de  intimar está   disponible. Porque hay más sincronía con su tiempo orgánico.

En el transcurso de la relación lo pierde.
Si su compañero es “netamente genital”, pierde el interés y la apetencia. La mujer se aburre mucho más rápido, debido a su naturaleza .Y se siente herida. Entonces rechaza o toma una distancia emocional que hiere  a su compañero. Ella puede ser multiorgásmica por conocer la estimulación que lo favorece, y no estar satisfecha por que necesita una conexión más holística. Eso confunde más su compañero si él asocia satisfacción a orgasmo. Cuando esto es expresado en la consulta, hay claridad, alivio.

¿​Estamos a la defensiva en estos temas?​
Hay tanta susceptibilidad e ignoramos tantas cosas​,​ que preferimos callar. O vamos alardeando que somos los “héroes sexuales” y en casa estamos con la problemática bajo la alfombra.

¿​Que cosa no dicen las mujeres​?​
No decimos lo que no sabemos expresar, o lo que no queremos mirar por falta de recursos para abordarlo. Por ejemplo​,​ cuando una mujer no tiene el tiempo necesario de apertura, y es penetrada antes de estar lista para ello, se siente invadida y como consecuencia rechaza tener relaciones sexuales después. El cuerpo guarda esta sensación como memoria para protegerse y evita el contacto posterior. Entonces podría expresarse a través ​de ​ síntomas.
Las Cinco leyes biológicas del Dr Ryke Geerd Hamer son sumamente esclarecedoras al respecto. En el curso también hablaremos de ello.

¿​Es necesario entonces para la mujer que haya amor en la sexualidad​?​
Desde mi punto de vista, sí. No necesariamente un amor romántico o personal. AMOR: respeto, presencia, consideración, escucha…..
Porque la puerta energética está en su corazón. Primero necesita abrir el corazón. Y luego entonces se abrirán sus genitales. La puerta energética del hombre está en sus genitales y luego abre su corazón. Una mujer necesita más tiempo que su compañero y es completamente normal. Es su naturaleza. Cuando se relaciona con un hombre, la puerta energética de él está en sus genitales, él se los entrega y ella le ofrece su corazón.

Que importante que tengamos esto en cuenta.
Aprender cómo llevar la energía del corazón de la mujer a sus genitales es necesario para él, solo así ella se entrega verdaderamente, y llevar la energía de los genitales al corazón del hombre, ​e​s necesario para ella. El tiempo en que se conectan, se miran, se acarician, respiran, permite ese equilibrio. Las energías son complementarias,​ por eso cuando el equilibrio se da, es altamente gozoso para los dos.
Y una pareja que conecta puede alcanzar un éxtasis poderosísimo,​ una conexión con lo más sublime. La sexualidad se vuelve una comunión íntima con el cosmos. Un experiencia de completitud extática.

¿​Y qué hacer  para alcanzarlo?
El planteo del ciclo de encuentros que he creado ya sugiere un viaje, una alternativa para sanar. Consta de cuatro encuentros complementarios. Honrar nuestro origen, sanar el vínculo, abrirnos a mayor plenitud sexual y hacer que el amor pueda crecer, nutriéndolo.

Este 3er  encuentro está abierto a todos y puede ser el punto de partida. Los esperamos.

Para más información del 3er Encuentro: Sexualidad en plenitud pincha aquí
Para más información del Ciclo de Encuentros: La Pareja pincha aquí

Información y reservas
María Dolores Segarra.
Mov-Whats: 620 677 413
Disponible en horario comercial
valencia@selenehidalgo.es