Despedida: Bert Hellinger

4430630_22-year-old-jordan-tiberio-illuminates-dreamy_t8fa66481

 

“En la mayoría de los casos se acaba sin que ninguno de los dos tenga la culpa. Se termina porque cada uno, a su manera, está implicado, o porque uno se encuentra en otro camino o se ve llevado hacia otro destino. Quien, por lo contrario intenta determinar culpas, tiene la imagen o la ilusión de poder hacer algo, o que él o el otro simplemente tendrían que cambiar su comportamiento para que todo se arreglara. En vez de darse cuenta del alcance y de la profundidad de la situación, la atención se centra en las supuestas culpas y los reproches mutuos. La solución consiste en que ambos se entreguen a su dolor, a esa aflicción profunda porque todo ha pasado. …. En una separación, la cólera muchas veces sustituye el dolor de la aflicción.”

……Hay que poner primero la fidelidad al destino propio, a algo superior, a lo divino en su alma, al movimiento profundo de su alma. A veces esto obliga  a la separación, por que el otro no  le  quiere seguir, o lo obstaculiza. Entonces se tratará de una separación con amor. Quiero al otro y a su destino, me quiero a mi. Cada uno puede apoyar al otro incluso cuando se separan…..

El amor y la muerte

La institución de la relación de pareja es una institución contra la muerte, contra el final, por los hijos. Cuando una pareja se constituye debe hacer frente al adiós, cual sea su amor este se acabará.

El amor eterno es breve. Algunos temen ese adiós. Temen que su gran amor se acabe, entonces dudan frente a la relación de pareja, pues cuanto más amor, más doloroso es el adiós. Algunos quieren sufrir poco, entonces prefieren no tener relación de pareja. El gran amor mira frente a frente el adiós y el final. Gracias a eso es incandescente. Y cuando más se mira eso, más fuerte es el instante presente. En la relación se entrenan al adiós definitivo, se despiden de lo que es visible, de las ilusiones. Y cada crisis es despedida de una ilusión. Después de la crisis los dos son más modestos, el amor más grande y más fiable. Luego llega la despedida definitiva.En una enfermedad terminal, mirarse a los ojos y decirse: me quedo a tu lado mientras puedo.El amor es como una luz en el crepúsculo. Luego viene el adiós, la muerte de uno de los dos. El que se queda se abandona al dolor. Gran amor igual a gran dolor. Es bueno abandonarse a ese dolor, permite la despedida, la separación y libera, prepara para lo que sigue.

Frases:

Gracias por todo lo que hemos compartido

Gracias por todo lo que hemos aprendido

Siempre vas a estar en mi corazón

Me despido con amor…Lo nuestro fue muy grande….

 http://selenehidalgo.es/ciclo-de-encuentros-pareja/